Piel de Otro.

Prueba a no vestirte,
Poniendo cada prenda,
En la percha imperceptible
Del hombre que serás.

Mira a tu reloj
Sintiéndote cualquiera
Y no sucumbas nunca
A la cotidianidad.

Piensa, aún es pronto
Aunque sea tarde,
Y que tras el gris
Siempre hay un color,

Que ese grito sordo
Que nace a cada instante…
Ese grito sordo es
Todo intuición.

Piérdete en la noche
pero escucha el grito
Busca una salida a ese creador.

Corazón podrido, corazón marchito
Ahora en piel de otro;
no eres sino herida y hambre de razón…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s